Los mallos de Riglos son conocidos ampliamente por todos los aficionados a la escalada. Sin duda, este escenario resulta idóneo para la práctica de este deporte por estar formado por paredes de conglomerado de más de 300 metros en vertical, cuya principal característica son los “bolos” o cantos rodados, que son el principal apoyo para los escaladores.

Los diferentes sectores de escalada en Riglos son: el Firé, el Circo de Verano, el Pisón, el Puro, el Macizo de Pisón, los Volaos, el Cuchillo, el Melchor Frechín, la Visera, los mallos pequeños y los Boulders de Riglos.

Cuenta con unas 200 vías de entre 200 y 300 m, salvo la zona de bordillos y de los mallos chicos, donde apenas supera los 100 m. El acceso hasta la zona de escalada de cualquiera de los sectores es el pueblo de Riglos.

Es aconsejable que te asesores de profesionales para disfrutar de esta actividad y contactes con empresas de turismo activo de la comarca.

0
0
0
s2smodern
FaLang translation system by Faboba