Paraje singular, formado por el río Guatizalema, de elevado interés ambiental, donde se juntan las aguas de las surgencias de la Pillera y Fuentespátula con el barranco de Abellada. El lecho del río es rocoso y cuenta con pozas y curiosas formaciones calcáreas.

La vegetación del entorno, arces, bojes, tejos, avellanos, pinos silvestres y hayas, constituye un excelente hábitat para multitud de aves entre las que destacan la abubilla, el pito real, el mirlo común, el petirrojo, el ruiseñor o el torcecuello.

En verano se utiliza como zona de baño. Además, es una de las mejores rutas para ascencer al Tozal de Guara, cruzando en varias ocasiones el lecho del río.

El acceso al barranco se realiza desde Nocito, a pie, dejar el vehículo y tomar la pista que sale a la derecha antes de cruzar el puente sobre el río Guatizalema. A unos 2 Km desviarse a mano izquierda siguiendo la señalización del Tozal de Guara y cruzar el río por un vado. La pista se adentra en pocos metros en el barranco de La Pillera. El tramo finaliza en la badina Estañonero, de aguas frías y cristalinas, donde se juntan las aguas del barranco de Abellada, a la izquierda, y el de La Pillera, a la derecha, que se nutre de las aguas procedentes de la Fuentespátula y de Fuendeguaril.

 

 

From:
0
0
0
s2smodern
FaLang translation system by Faboba