Por la peculiar orografía del territorio que ocupa el Parque, uno de los principales atractivos son sus cañones y barrancos. El agua ha modelado los extraordinarios cañones de los ríos Flumen, Guatizalema, Calcón, Formiga, …y permite en ellos la práctica del barranquismo en todos sus niveles de dificultad (fácil, medio y difícil).

Barrancos muy conocidos, todos ellos son aptos para el descenso, como las Palomeras del Flumen, entre las Peñas de San Miguel y Amán, en el embalse de Cienfuens. Lenases, Estrechos de Carruaca (en la rama oriental), las Gorgas (situado encima del Salto del Roldán, en un bonito valle) y Cabecera de San Martín de la Val d´Onsera. En la cuenca del río Guatizalema, en los alrededores de Vadiello, destacan los de la Canaleta, las Cuevas de la Reina, A Foratata, San Chinés, Las Lazas (muy técnico y más en línea con la escalada que con el barranquismo), Escomentué (en los Mallos de Ligüerri, es el mejor de la cuenca), Canal del Palomo (profundos estrechos y pozas), …. En definitiva, hay multitud de posibilidades para elegir dónde descargar la adrenalina.

Consulta antes de ir toda la información sobre normativas, permisos y zonas de práctica del barranquismo. La práctica de este deporte está regulada debido al periodo en el que las aves hacen su puesta y cría. Las empresas de turismo activo de la Hoya de Huesca están a tu servicio para asesorarte o ayudarte en realización de esta actividad.- Se recomienda ir con guías expertos.

FaLang translation system by Faboba