Cuando hablamos del Reino de los Mallos siempre aparecen en nuestra memoria los icónicos paisajes de Riglos, Murillo de Gállego y Agüero. Pero déjanos en esta ocasión ampliar la mirada y, sin dejar a un lado estos imprescindibles destinos de la Hoya de Huesca, acercarte hasta otros parajes menos conocidos pero llenos de arte, cultura y paisajes inolvidables.

Comencemos así por esos entornos tan reconocibles a nivel internacional. En primer lugar, Riglos. Sus imponentes mallos nos acompañan en un viaje paralelo al río Gállego. Tanto si vienes desde el norte como desde el sur, el perfil de su espigada figura no deja indiferente a nadie.

0
0
0
s2smodern
FaLang translation system by Faboba