Castillo de Loarre en Huesca

 EL CASTILLO DE MONTEARAGÓN

El castillo-abadía de Montearagón, símbolo para la población de Quicena, referente arquitectónico e histórico de la provincia de Huesca y Monumento Nacional desde 1931, ha reabierto sus puertas después de varios años de obras de consolidación de una fortaleza construida en 1086 por Sancho Ramírez, para asediar y reconquistar la capital oscense del poder musulmán.

La construcción románica, de espíritu defensivo y carácter recio, acogió en 1093 por orden del rey Pedro I una Canónica bajo la regla de San Agustín, lo que supuso el traslado de la comunidad de clérigos de Loarre, instituyendo en ella la Capilla Real de Aragón y erigiéndose durante la Edad Media, ya como monasterio, como la abadía más rica y poderosa de Aragón.

Habitado durante 900 años, el castillo, de perímetro amurallado y forma hexagonal, con la iglesia dedicada en su origen a Jesús Nazareno adosada y formando parte de la muralla, conserva estructuras que abarcan desde el siglo XI hasta el XX, y le confieren un gran y heterogéneo valor cultural y turístico. Dentro de su dominante alma románica abriga la estética barroca que le dotó Felipe II y, en menor medida, la gótica del siglo XV. La fortificación, superviviente del tiempo de la expoliación de material aprovechable para el levantamiento de otros edificios, dos incendios y desamortizaciones, preside, con su regio armazón, un mirador excepcional. Sobre un cerro sin vegetación distante apenas a cinco kilómetros al este de la ciudad se puede disfrutar de toda la Hoya de Huesca, de la sierra de Guara y del Salto de Roldán, con los Pirineos cincelados al fondo.

Los vestigios del esplendor del castillo de Montearagón, de su ingente significado en la historia, se manifiestan en Huesca, concretamente en el retablo mayor labrado en 1506 por Gil de Morlanes el Viejo, trasladado a la Catedral; el sepulcro del rey Alfonso I el Batallador, en el claustro de San Pedro el Viejo desde 1845, y distintas obras de arte que se exponen en el Museo Diocesano.

Desde su reapertura al público en marzo de 2024, hay servicio de visitas guiadas durante todo el año, así como un calendario de visitas con recreación histórica.

 

Calendario y horarios:

Abierto: todos los fines de semana, Semana Santa, todos los días en julio y agosto, Navidad.

Visitas guiadas. Precio entrada normal: 5 euros. Niños de 3 a 6 años: 4€. Niños de 0 a 3 años: gratis.

Visitas con recreación histórica: días 29 marzo; 1 mayo; 13 y 27 julio; 10, 15 y 24 agosto; 12 octubre. Precio entrada normal: 8 euros, niños de 3 a 6 años: 4 euros y de 0 a 3 años: gratis.

Para reservas y consultas: 622 57 34 97 (también whatsapp) y  [email protected]

 

** Folleto informativo AQUÍ

** Contenido relacionado en el BLOG